Espacio de Connections

El sueño español en El Mundial de Fútbol 2018 ha tocado su fin. Ya no hay besos entre reporteras y porteros, ni suena el ‘Iniesta de mi vida’… Pero este mundial, al igual que el resto de eventos que se engloban dentro del patrocinio deportivo, nos dejan interesantes insights sobre los que reflexionar. 

 

Los eventos de tal magnitud ofrecen una gran visibilidad a las marcas, ROI, engagement con el consumidor pero también puede tener alguna arista como puede ser el copatrocinio con otros marcas que tengan diferentes valores, el mal resultado de nuestro patrocinado o incluso elegir un evento o deporte que no se identifique con la marca.

Infoadex reflejaba, en su último informe disponible, que la inversión publicitaria estimada en 2016 creció un 2,8%. Crecimiento que, aunque moderado, lo hemos acogido con optimismo quienes hemos visto –y hasta hace bien poco– retrocesos en la inversión. Durante esos 12 meses, esa cifra de inversión superó los 12 mil millones de € (concretamente fueron 12.067 millones de €) repartidos en diferentes proporciones entre los soportes y manteniendo liderazgo TV y Digital.