Teodoro Andrade

A finales del mes de octubre me invitaron a participar en la Jornada Científica: Medios, anunciantes y agencias hablando sobre publicidad, en la que tuve el placer de dar una charla sobre la labor de las agencias de medios. Fue en la Facultad de Ciencias Sociales, Jurídicas y Comunicación de La Universidad de Valladolid, en el Campus de Segovia. El objetivo era mostrar a los estudiantes universitarios de Publicidad y RRPP cómo funciona hoy nuestro sector, visto desde el ángulo una agencia de medios como ente global y su labor en la industria publicitaria.

Mi madre siempre me decía que “Las mejores esencias se guardan en frascos pequeños”. Encierra lo pequeño un gran tesoro que debe ser cuidadosamente mimado y atendido. Más allá de grandilocuencias, vivimos de pequeños recuerdos, pequeños instantes que dan luz a lo que somos y que nos definen. Y de esta filosofía bebe el marketing que viene, con el objetivo de focalizarse en los momentos que hacen única la vida de todo ser humano.

Hace poco tiempo tuve acceso a un artículo -perdón por no citar la fuente, sinceramente no me acuerdo- que venía a decir que nuestra industria, el sector de la publicidad, está abocado a un proceso de cambio constante en el que el factor tecnológico, las nuevas formas de consumo de medios, la complejidad cada vez mayor de alcanzar a ciertos segmentos de consumidores e imagino que también los cambios que se están produciendo en nuestra sociedad, están llevando tanto a agencias como a anunciantes a una vertiginosa carrera por innovar -aquí reto a los lectores a que aporten su definición de “innovación”- para no quedarse rezagados.