Larga vida a la tienda física

Escrito por 

Un estudio de BT lo confirmaba hace poco: La tienda física no ha muerto y tampoco se espera que vaya a hacerlo. Las tiendas online y físicas no sólo coexisten, sino que se complementan perfectamente. El consumidor ha cambiado su forma de comprar y el sector retail está sabiendo adaptarse a lo que la sociedad digital demanda: Omnicanalidad. El usuario se relaciona con la marca desde múltiples touchpoints hasta decidirse a comprar. Y, de hecho, uno de cada tres consumidores empieza el proceso de compra en la web de la compañía, aunque finalmente compren en una tienda en la mayoría de los casos. El mundo online y el offline se complementan para enriquecer la experiencia de compra.

El consumidor tiene múltiples vías para conocer los detalles sobre el producto que busca y puede decidirse a comprarlo directamente online; en la tienda física tras la búsqueda de información; o a través de internet tras el testeo en la tienda física. Todos los canales generan interacción, engagement o conversión con la marca. La tienda física sigue siendo el lugar de compra para el 90% de las transacciones, eso sí, según afirma el estudio que hemos citado.

Y este porcentaje se mantendrá bastante estable, porque las tiendas físicas incorporan ya de forma habitual elementos tecnológicos como probadores inteligentes, beacons que envían información de ofertas, descuentos y productos al smartphone cuando éste se encuentra cerca, apps de realidad aumentada que amplían la información del producto… Eso sin contar con las facilidades del pago contactless o a través del móvil. La tecnología moderniza y digitaliza el retail.

Aunque sí es cierto que en internet también se innova para captar consumidores. La última ha sido Pinterest, que ha añadido una nueva funcionalidad a su red social. Se trata del reconocimiento de objetos destinado a la compra. Mediante una foto, y con tecnología de inteligencia artificial, la plataforma será capaz de reconocer el objeto fotografiado y ofrecer uno igual o parecido para su compra. Algo así como un Shazam, pero para comprar ropa, utensilios de cocina o muebles. De hecho, la app puede adquirirse en Shazam para usuarios de iOS.

Tanto las tiendas físicas como las apps y sitios e-commerce brindan al usuario la posibilidad de informarse y adquirir productos a través de infinitos canales. Cada modalidad tiene sus ventajas y características y por ello se complementan. Ambos mundos configuran una experiencia de compra y de marca mucho más satisfactoria y así seguirán complementándose para la máxima facilidad al consumidor y la mejor competitividad a la marca. Ese es el camino al que la comunicación se debe adaptar. Un mundo, como decimos en MediaCom, de Contenidos y Conexiones.

 

Foto | Emilio Zamudio Murillo