Instagram, divino tesoro

Escrito por 

Rubén Darío reflejó a la perfección la juventud y captó poéticamente su carácter efímero en Canción de otoño en primavera. Si no recuerdo mal comenzaba así: Juventud, divino tesoro, ¡ya te vas para no volver! 

 

La asociación de ideas ha sido inevitable al leer esta mañana en prensa La Radiografía del Instagrammer adolescente. En ella, el periodista nos habla de cómo la red social se ha convertido en la nueva carpeta del instituto. Sí, sí, la azul de toda la vida, que luego se volvió clasificadora y acumulaba apuntes al mismo ritmo que dedicatorias y dibujos de los compañeros. 

 

¿Qué tiene instagram que vuelve loco a los adolescentes? Para ser honestos, debemos decir que no sólo a los adolescentes, sino también a los adultos. Así lo confirman sus cifras: 800 millones de usuarios únicos en todo el mundo y 300 millones de usuarios que se conectan cada día.

La red social que nació como una red de fotos ha ido incorporando en el último año diferentes funcionalidades –algunas muy criticadas como el cambio de algoritmo que cambia el timeline– que han ido sumando las mejores características de otras redes sociales: gif-stickers, hashtags, mejoría en las subidas de Stories, Emoji sliders, menciones, Shopping en las publicaciones del time-line y en las Stories, Videochat, Música en los vídeos efímeros…  Incluso han comenzado a ofrecer alternativas para no perderte nada de tus instagrammers favoritos como la opción You´re all caught up.

 

Aunque puede sonar a monstruo de Frankenstein con piezas de diferentes esqueletos, las nuevas funcionalidades se han acoplado a la perfección y no ha perdido el espíritu inicial. 

 

Otro de los éxitos de Instagram es su posicionamiento ante temas de gran importancia y calado social como el bullying y la libertad sexual. Fue famosa su iniciativa al juntar a jóvenes líderes de la Comunidad LGBTQ para que hablaran sobre sus vidas y ver cómo inspirar a otros jóvenes. Además han incluido una verisón arcoiris para los hashtag, fondos o lluvia de emoticonos de todos los colores del arcoíris. Una forma sencilla de mostrar su posicionamiento ideológico. Por otro lado, Instagram también ha comenzado a filtrar los comentarios de intimidación destinados a hostigar o molestar a las personas en la comunidad de Instagram.

 

Pequeños gestos que hacen que Instagram sea una de las redes preferidas por las adolescentes. A mi edad, ya me siento como Rubén Dario cuando veo a mis sobrinos con Instagram: Juventud, divino tesoro, ¡ya te vas para no volver!