LEGO o cómo construir una estrategia bloque a bloque

Escrito por 

¿Quién no ha pedido alguna vez un lego por Navidad? Cientos de piezas de colores para dar vida a nuestros universos imaginarios. A simple vista, se trata de una marca de pequeños bloques de construcción que trata de fomentar la creatividad e imaginación de los pequeños contrarrestando el dominio de la tecnología digital. Pero lo cierto es que sus ‘juguetes’ y piezas interconectables, las que forman el mundo LEGO, han saltado de la caja para convivir con nuestro mundo.

Pero ¿cómo lo ha hecho? Con una minuciosa estrategia de comunicación multimedia centrada en la construcción de marca. Y en este caso asociándola al territorio del ocio y el entretenimiento con un estreno en pantalla grande: The LEGO Movie.

Para su lanzamiento, llevó a cabo una original campaña de contenidos que combinaba creatividad con colaboración. Realizó un bloque de anuncios que se emitía dentro del popular programa de la televisión británica, Dancing on Ice. Lo original era que los propios muñecos recreaban la publicidad de otras marcas y final anunciaban la película. De esta manera, la campaña adentraba al espectador de manera divertida, diferencial y natural en el mundo Lego y generaba expectación  para el gran lanzamiento de la película.

Este caso es solo un ejemplo de la magnífica estrategia, basada en contenidos y storytelling, que ha caracterizado a LEGO, capaz de trasladarnos a su mundo y de involucrarnos en él. Si la imaginación abandera el leit motiv de sus bloques de construcción, su Comunicación y Publicidad se tiñen de creatividad respaldada por una sólida estrategia planificada.

Así lo confirma el estudio publicado recientemente por Brand Finance, que la sitúa como la marca más querida por el público y la más potente del mundo, la más valorada por su familiaridad, satisfacción y reputación corporativa.

¿Un fabricante de juguetes? No, mucho más. Una marca que nos abre, a mayores y a pequeños, al mundo de la imaginación, que la asociamos a la diversión y sobre todo nos deja el sabor dulce en la boca de los recuerdos de la infancia.

 

Foto | anjanettew