¡Apptualízate!

Escrito por 

Leía con sorpresa hace unos días que los internautas han creado una petición en change.org, plataforma que usa Internet para reinvindicar el cambio social, para que Snapchat restableciera el diseño original de la aplicación y cancele la última actualización. Los usuarios se quejan de que los últimos cambios, entre los que se encuentra la nueva interfaz de contenido, que separa las actualización de contenido multimedia y las de amigos. También se quejan del carácter infantil que ha adquirido esta nueva versión.

 

Todos los días las aplicaciones sociales y de mensajería lanzan nuevas versiones para la mejora de su producto. Están inmersos en un guerra fría sin cuartel, para no perder cuota de mercado –además de ampliarla–. No sólo añaden las funcionalidades que ya ofrece la competencia, sino que innovan con otras. Por ejemplo, no hay más que meterse a Instagram y ver cómo en sus Stories, los usuarios comentan que tienen nuevas fotos o incluso he llegado a ver tutoriales para entender las últimas modificaciones.

 

La innovación en un mundo tecnológico, que cambia a golpe de byte, es imprescindible pero en esta carrera de los autos locos están olvidando su misión, su propósito y sobre todo han olvidado el mantra de todas las apps: crear una conexión directa con el consumidor y su orientación de servicio al cliente.

 

Cuanto más fácil se lo pongamos al cliente, más veces querrá interactuar con nosotros. Pensemos no sólo en el contenido, sino en la necesidad de que la conexión se establezca de forma rápida, sencilla. La experiencia de usuario debe ser satisfactoria y crear lealtad hacia las marcas.

 

Por último, os dejo una frase que leí en Retina: “Los últimos estudios dicen que los españoles manejan una media de entre 34 y 35 al mes, cifra que supera las 40 en varios países de Asia?. Con tanta competencia, caer en el olvido puede ser muy fácil si no ofrecemos una experiencia de usuario cómoda. Una reflexión importante para las marcas, que pueden aprender de los aciertos y errores de las grandes tecnológicas.