Mostrando artículos por etiqueta: marcas
Espacio de Content

Los amigos de la revista El Publicista nos preguntaron qué pasaría si una marca no tuviese contenido y aquí os dejo mi reflexión al respecto.


Desde hace unos años las marcas viven con el imperativo de hacer contenido.Sinceramente creo que hay brands que pueden vivir sin el content tranquilamente. Hay otras fórmulas que se ajustan más para hacer llegar su mensaje al consumidor como puede ser un anuncio, por citar alguna. Podría poner varios ejemplos pero en su día lo definió a la perfección James Thompson en un artículo en el que comparaba los anuncios y el contenido con una cita de Tinder o una relación a largo plazo, respectivamente.


Espacio de Connections

Hoy, comunicación y comercialización van de la mano.  Nunca hubo tan poca distancia entre el momento de la comunicación y el de venta, y esto hace que los medios sean más importantes para el negocio de las marcas que nunca. Las marcas exitosas se han dado cuenta de que las necesidades del consumidor no cambian, no lo han hecho  en decenas de años, sino que evolucionan.

AIMC refleja en cada informe que el número de internautas crece y que el consumo de internet se está generalizando a medida que avanzan los años. Su última ola de marzo 2017 lanza el dato del 73,5% de penetración para Internet (en individuos mayores de 14 años conectados). Cifras que seguirán aumentando a medida que IoT irrumpa y se normalice en los hogares como un miembro más. Hay ya fuentes que aseguran que los dispositivos conectados llegarán hasta los 50.000 en todo el mundo para 2020.

Seguro que os acordáis de la campaña con la que hace años una conocida marca de relojes nos planteaba un ‘No es lo que tengo, es lo que soy’. La recupero para reflexionar sobre la transferencia de valor en nuestro sector. Todo intercambio de productos y servicios comienza en la fijación de un precio y acaba en el momento en el que satisfacemos la deuda contraída. ‘Es lo que tengo’.

Espacio de Connections

Llevamos tiempo hablando de un consumidor que utiliza su poder para controlar las marcas pero, sinceramente, no estoy tan seguro de que quiera dominar nada.

Quizás sea simplemente que la movilidad ha cambiado su forma de relacionarse con lo que le gusta y que la tecnología lo ha hecho posible. Esto le ha sitúa en un punto diferente al que ha ocupado durante años. Se informa, se entretiene, comparte y en ocasiones también compra… Hasta ahí, nada nuevo. La principal diferencia es que ahora en gran medida lo hace a través de medios conectados.