Tacho Orero

Si tuviera que elegir una marca que cambia de actividad o que diversifica su negocio, la primera que me viene a la cabeza es Amazon. Casi como si se tratase de Mortadelo, adopta diferentes personalidades –sin los estrepitosos fracasos del agente de la TIA–, a veces totalmente dispares. En el último año hemos visto cómo ha vendido coches; se ha aliado con inmobiliarias para vender viviendas; con productoras para generar contenido; ha abierto librerías físicas y ahora su próximo objetivo es convertirse en un banco.

Su estrategia, según el diario económico Expansión gira en torno a 3 pilares: pagos, depósitos y préstamos. Así, Amazon Cash ofrecerá de forma gratuita el depósito de dinero en una cuenta digital en tiendas minoristas mediante un código de barras, mientras que Amazon Lending ofrece, mediante acuerdos con entidades financieras, préstamos a pymes.

Hace unos días Twitter ardía con el hilo de una programadora informática –y gamer de noche– que decía que había encontrado un móvil. Tweet a Tweet, como si se tratara de una novela de misterio, iba desvelando que pertenecía a una turista que había muerto ocho años atrás en un accidente de tráfico. 

 

Poco a poco, y por las pistas ofrecidas, parece que quien está detrás de esta historia es Manuel Bartual, cuyo hilo de sus vacaciones del año pasado fue Trending Topic.

Quizás sea un poco pronto para afirmar que Spotify se ha convertido en el príncipe destronado si vemos que está presente en 60 países, cuenta con más de 140 millones de usuarios activos, siendo 50 millones premium. Lo que es inevitable es que se ponga alerta ante la reciente llegada de YouTube Music.

No es la primera guerra que la compañía de Daniel Ek ha tenido que lidiar con rivales de tal magnitud como Apple Music, que ofrecía un servicio similar y contaba con el respaldo empresarial de la compañía de la manzana más famosa. 

Rubén Darío reflejó a la perfección la juventud y captó poéticamente su carácter efímero en Canción de otoño en primavera. Si no recuerdo mal comenzaba así: Juventud, divino tesoro, ¡ya te vas para no volver! 

 

La asociación de ideas ha sido inevitable al leer esta mañana en prensa La Radiografía del Instagrammer adolescente. En ella, el periodista nos habla de cómo la red social se ha convertido en la nueva carpeta del instituto. Sí, sí, la azul de toda la vida, que luego se volvió clasificadora y acumulaba apuntes al mismo ritmo que dedicatorias y dibujos de los compañeros. 

 

¿Qué tiene instagram que vuelve loco a los adolescentes? Para ser honestos, debemos decir que no sólo a los adolescentes, sino también a los adultos. Así lo confirman sus cifras: 800 millones de usuarios únicos en todo el mundo y 300 millones de usuarios que se conectan cada día.

Hace unos días tuve la oportunidad de ser ponente en el IV Foro de Big Data y RGPD, organizado por La Publicidad. Una cita anual que se ha convertido en imprescindible para la agenda del sector, en el que agencias de medios, creativas, partners tecnológicas y clientes reflexionamos sobre el uso del Data, sus implicaciones, mostramos casos de éxito...


En esta edición hablé de la Inteligencia Artificial aplicada al Big Data. En muchas ocasiones Hollywood nos ha acercado la Inteligencia Artificial de una forma poco realista, como si se tratase de un autómata. Pero en el mundo de la publicidad digital, la inteligencia Artificial es el desarrollo y el machine learning es la técnica que utiliza. 


Joaquin Phoenix cayó rendido a los encantos de Samantha, el sistema operativo intuitivo con la voz de Scarlet Johansson en Her. La película se estrenó en 2013 y estaba ambientada en Los Ángeles, en un futuro no muy lejano.

Tan sólo 5 años después vemos cómo la Realidad Virtual y la Inteligencia Artificial han dejado a un lado su tinte futurista y Gartner las situaba hace unos meses en el Peak of Inflated Expectatives. Es decir, que dentro de 5 o 10 años habrán alcanzado su máxima productividad. 

 

“No hay manera, no puedo estar sin ti, no hay maneraaaaa”. Los Ronaldos tuvieron un papel relevante en la banda sonora de mi juventud. Su ‘No puedo vivir sin ti’ ha envejecido bastante bien y, gracias a programas como Operación Triunfo, vuelve a estar de moda. Esta canción define a la perfección nuestra relación con los teléfonos móviles, no podemos estar sin ellos.

Leía con sorpresa hace unos días que los internautas han creado una petición en change.org, plataforma que usa Internet para reinvindicar el cambio social, para que Snapchat restableciera el diseño original de la aplicación y cancele la última actualización. Los usuarios se quejan de que los últimos cambios, entre los que se encuentra la nueva interfaz de contenido, que separa las actualización de contenido multimedia y las de amigos. También se quejan del carácter infantil que ha adquirido esta nueva versión.