Adrián Chinchilla

Los amigos de la revista El Publicista nos preguntaron qué pasaría si una marca no tuviese contenido y aquí os dejo mi reflexión al respecto.


Desde hace unos años las marcas viven con el imperativo de hacer contenido.Sinceramente creo que hay brands que pueden vivir sin el content tranquilamente. Hay otras fórmulas que se ajustan más para hacer llegar su mensaje al consumidor como puede ser un anuncio, por citar alguna. Podría poner varios ejemplos pero en su día lo definió a la perfección James Thompson en un artículo en el que comparaba los anuncios y el contenido con una cita de Tinder o una relación a largo plazo, respectivamente.