Es fácil, lo compro

Escrito por 

Si hace unos años te hubiera preguntado de qué manera pagabas tus compras, seguro que me hubieras dicho que con tarjeta, por supuesto. Probablemente si te lo pregunto ahora, tu respuesta no está tan clara y es posible que menciones el pago por móvil.

En ese transcurso de apenas unos años la evolución que han experimentado los sistemas de pago es abismal y todavía hoy no ha culminado. Según datos de Caixabank, el 70% de los comercios en España disponen ya de terminales adaptados al pago con móvil en sus tiendas físicas debido a que los terminales TPV están siendo adaptados a la tecnología contactless: simplemente colocando nuestro smartphone a unos centímetros del datáfono, gracias a la tecnología NFC (Near Field Communication), efectuamos la compra. Así de fácil. Así de rápido. Tan rápido como lo está siendo su velocidad de implantación. Para este año Unibul ha estimado que se fabricarán 545 millones de teléfonos móviles equipados con NFC, es decir, preparados para el pago por móvil.

Pago que se realiza no sólo en las tiendas físicas, sino también online. Existen infinidad de apps para comprar online, ya sea a través del móvil o de otros dispositivos. Tanto comercios como plataformas de compraventa de segunda mano y bancos (incluso operadoras de telefonía móvil) se han puesto las pilas para no quedarse fuera del mercado del e-commerce y m-commerce.

La facilidad en el pago es uno de los factores de peso en la elección y compra de producto, lo que obligada a comercios a trabajar en la necesidad de subirse a ese carro para llegar a su consumidor. Si pensamos en dispositivos, según datos de del estudio de IAB, la tablet sigue siendo la reina de la conversión a la hora de terminar el proceso de compra. Y, de hecho, según un estudio de Nielsen al 58% le gustaría pagar directamente con móvil cuando compran en una tienda.

Incremento proporcional al consumo que hacemos de él. Europa sigue ocupando la cuarta posición en consumo por móvil (por detrás de Asia, África y Norteamérica), pero su penetración no hace más que aumentar. El mismo estudio de IAB que comentaba antes constata que España es el país con mayor cantidad de usuarios multidispositivo y el que más ha crecido en internautas y posesión de smartphones en el último año.

Es el consumidor quien marca el ritmo evolutivo a una velocidad nunca antes vista, favorecida, eso sí, por la multiplicación de las capacidades tecnológicas del mercado. Capacidades que toman forma con la sofisticación de los dispositivos y de funcionalidades que facilitan los procesos de compra y consulta. De esta evidencia subyace la necesidad para las marcas de acercarse a él en los mismos códigos de relación que utilizan para sus compras. Cuanto más pegadas estén a los hábitos de sus clientes, más fácil será introducirse en su día a día. Tan fácil como simplificarle los procesos y entender sus hábitos. Make it easy, make it possible!

 

Foto | Vector Doctor