Mostrando artículos por etiqueta: RRSS
Espacio de Connections

En 1948 la Sociología denominaba a la audiencia ‘masa’, tomando a los consumidores como cantidades ingentes de personas que, expuestas a estímulos de los medios, eran totalmente manipulables. En 1992 Paul Lazarsfeld y Robert K. Merton se encargaron de negar esta teoría afirmando que los efectos de los medios son limitados y que los espectadores u oyentes no son manipulables y escogen lo que quieren consumir.

Espacio de Content

Lo audiovisual triunfa: El vídeo es el rey. Este furor se materializó con YouTube desde su fundación en 2005, pero ahora las principales redes sociales se apuntan a la carrera espacial del vídeo. No hay más que ver cómo desarrollan funcionalidades para compartir contenidos propios (Facebook Live) o, en su defecto, adquieren otras (Twitter con Periscope). Pero, si hay una red social que ha desatado la fiebre entre los adictos al vídeo, ha sido Snapchat. Sus números, nada menos que 10.000 reproducciones diarias según Bloomberg, han atraído las miradas de todos. Especialmente la de Facebook, que a principios de agosto lanzó Instagram Stories para competir de forma directa con el mismo formato. ¿Qué tienen estas redes sociales para haber encandilado al público millennial?

Espacio de Connections

Pasamos 46 minutos de media mirando Faccebook, según cifras de la propia red social, y cada segundo se generan 41.000 posts, 1,8 millones de ‘me gusta’ y 350 gigabytes de datos, en palabras de Qmee. La irrupción de otras redes sociales en el terreno de juego (Twitter en 2006, por ejemplo), hizo pensar que el fin de Facebook estaba cada vez más cerca, pero nunca llega. Es más, se encuentra en su mejor momento. Desde su fundación en 2004 no para de crecer en número de usuarios, 1.710 millones según los últimos datos, y tampoco lo hacen sus ingresos (5.825 millones de euros, un resultado 60% mejor que el de hace un año). Lo contrario le ocurre a Twitter, que parece estancado en su crecimiento incluso con los nuevos productos e innovaciones. Entonces, ¿qué es lo que hace que estemos tan enganchados a Facebook?