En los últimos 15 años, el 52% de las compañías Fortune 500 han desaparecido. En lo alto de la lista se han encumbrado recién llegados como Google, Apple, Amazon, Facebook, Spotify... que comparten una fuerza común: son creadores de relaciones.

Pensar el futuro en comunicación es una constante en nuestro sector y diría que una obligación profesional considerando el ritmo de cambio de hábitos en el consumidor y la necesidad de las marcas de contactar de forma eficiente. Para quien se encuentra en el lado del asesor para la entrega, pensar en el futuro es una faceta inherente a su actividad y ese es el caso de MediaCom, posicionada como una agencia de Content & Connections, que tiene su fin último en conectar con la audiencia a través del mensaje / contenido más relevantes. Estamos obligados a observar los comportamientos y hábitos del consumidor, lo que me lleva a hablar de cambio en esa premisa de “necesaria adaptación” de viejos hábitos a los nuevos medios que tenemos para comunicar.

“Cuando los espectadores tienen el poder de programar su día y de elegir con qué series se levantan o se van a dormir, la forma de ver TV cambia para siempre”. Netflix.

"Un beso de película" ha sido la campaña ganadora en la última edición de los Digital Execs. Una campaña para Oikos, de Danone, en colaboración con Vinizius Y&R. 

Se acaba el Festival de Cannes Lions y, polémicas aparte, deja un regusto que conviene pararse a paladear. Porque, más allá de premiar las mejores campañas, este festival supone un adelanto de lo que será tendencia en la industria. En MediaCom Global han extraído cuatro. ¿Las repasamos?

Es curioso. Facebook, el medio más utilizado del mundo, no genera contenidos. Airbnb, el proveedor de alojamientos más grande del mundo, no tiene en propiedad ningún inmueble. Toca vivir tiempos diferentes y apasionantes. Cambian los mecanismos dedicados a satisfacer las demandas de los consumidores, pero no lo hacen sus necesidades.

Alcanzar al usuario de manera significativa es todo un reto. Su atención, cada vez más escasa, se fragmenta entre múltiples canales para llegar hasta ellos y los dispositivos desde los que se conectan. Estos no hacen más que aumentar, y en 2021 habrá 28.000 millones de dispositivos conectados, según el último Ericsson Mobility Report. Un contenido potente en los medios adecuados pasa por ser una de las soluciones a esta atención tan efímera.

El otro día estuvimos Rubén Buenvarón y yo participando en FOA Barcelona, el evento para hablar sobre el futuro de la Publicidad y del Marketing.

Compartir jornada con profesionales de la talla de Guido Rosales, ex- Integrated Marketing Director Europe of Coca-Cola y Co-Founder en Top Line Marketing; Germán Martínez, Director de Publicidad en España de Amazon; Franco Martino, IMC & Media Strategy Management en Ferrero; Sandra Andrés, Brand Manager en Unilever, entre otros, fue un placer.

AIMC refleja en cada informe que el número de internautas crece y que el consumo de internet se está generalizando a medida que avanzan los años. Su última ola de marzo 2017 lanza el dato del 73,5% de penetración para Internet (en individuos mayores de 14 años conectados). Cifras que seguirán aumentando a medida que IoT irrumpa y se normalice en los hogares como un miembro más. Hay ya fuentes que aseguran que los dispositivos conectados llegarán hasta los 50.000 en todo el mundo para 2020.

Si nos preguntamos qué quieren los consumidores hoy, la respuesta –esa mágica respuesta– nos lleva a que quieren comodidad, un buen trato, precio… Es decir, sus necesidades son las mismas que antes, pero satisfacerlas ahora es más difícil.

El clásico funnel de compra del marketing es ahora un fractal. No está tan definido dónde comienza y finaliza una compra porque conceptos como ‘medios’, ‘tienda’, ‘punto de contacto’… se han difuminado y la marca está siendo re-evaluada constantemente. La línea entre las interacciones es mucho más fina, haciendo más compleja, y a la vez crucial, nuestra función como agencia de medios.

<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 Próximo > Fin >>